skip to Main Content

El misterio de la Casa Coll i Regàs | La Vanguardia

El misterio de la Casa Coll i Regàs | La Vanguardia

1 de setembre de 2018

El misterio de la Casa Coll i Regas | La Vanguardia

  • Una actividad de Escape Room permite recorrer el interior del singular edificio de Mataró obra del arquitecto Josep Puig i Cadafalch

Reza la leyenda que los gruesos muros de la casa Coll i Regàs, uno de los edificios construidos por el arquitecto Josep Puig i Cadafalch, esconden uno de los tesoros mejor custodiados de la humanidad. El enigmático relato bien podría pasar como guión de una trepidante película de aventuras, pero en realidad es el complejo argumento de un Escape Room, una de las populares y modernas actividades lúdicas que trascurre en el interior de la casona modernista, el más relevante símbolo arquitectónico de la ciudad de Mataró.

El Escape Room en la casa Coll i Regàs es una más de la decena de actividades de difusión cultural que impulsa la Fundació Iluro en Mataró. Desde que el año pasado finalizó la minuciosa restauración de la fachada, por el casal modernista se han pasado 2.044 visitas guiadas y otras 299 de escolares. Mientras que en la nueva actividad lúdica, desde que se inició el 26 de mayo, han participado 98 jugadores, teniendo en cuenta que es una actividad que sólo se celebra los primeros domingos de cada mes.

Ideada por el propio personal de la fundación cultural que lo gestiona, la partida transcurre por las estancias de la planta baja del palacete modernista, del que este año se cumple el 121 aniversario de la colocación de la primera piedra, uno de los ejes de la acción.

Recorrer las estancias de la casa modernista

Pere Cañada, historiador del centro y gran conocedor de este tipo de acividades lúdicas, detalla que el de la casa Coll i Regàs “es muy distinto a los otros juegos de escape”. Los participantes recorren las estancias de la vivienda para desentrañar los enigmas que van apareciendo. Las pistas permiten acceder a nuevos elementos de la construcción modernista y a los retos y pruebas que abocan a descifrar el misterio.

Elisenda Lleonart, guía oficial de la casa Coll i Regàs, reconoce que “es una forma distinta de conocer la casa, desde un componente más lúdico”. Es el primer juego de este tipo que se organiza en el interior de un edificio cultural, por lo que los elementos de decoración son los originales, un hecho que aporta “asumir perfectamente los conceptos del Modernismo”, avanza Cañadas, un personaje que en todo momento acompaña a los participantes, a quienes guía para afinar sus sentidos y superar los retos que se les presentan.

“Únicamente se resuelve el misterio trabajando en equipo”, desvelan los impulsores. Desde grupos homogéneos hasta equipos de empresa (team building) “como actividad de cohesión” a grupos familiares, han recurrido ya al Escape Room modernista.

El espectacular escenario transporta al visitante a principios del siglo XX donde las construcciones competían en esplendor, tal como refleja el rico patrimonio arquitectónico de la época.

Los participantes, a medida que transcurre el juego, de aproximadamente una hora de duración, acumulan datos que les llevarán a resolver el gran misterio del eminente Puig i Cadafalch. “Son pistas muy trabajadas”, diseñadas por los historiadores, que han contado con la colaboración de expertos europeos. “No es un escape lineal” como lo que habitualmente ofrece el mercado lúdico, resume su creador, sino que “es una suma de elementos” que permite concluir en un “descanso del burgués” el último de los atractivos del juego cultural.

Notícia original a La Vanguardia

Back To Top
Cercar